x

¿Como va la Champions League hasta ahora?

Campeonato

Un buen rendimiento que abrió la duda sobre si podría ser titular en una posible final de ‘Champions’, que el miércoles se hizo realidad, y que Ancelotti no cerró.

Copa de la Champions League / Fuente externa

Redacción deportiva.- La UEFA Champions League 2023-2024 entró en su etapa decisiva y la gran final está cada vez más cerca. Real Madrid, el máximo campeón de la Orejona, con 14 títulos, definirá esta vez contra Borussia Dortmund, el sábado primero de junio de 2024, en el estadio Wembley de Londres, en Inglaterra.

Después de la explosión de emociones por otra remontada del Real Madrid tras clasificarse para la final de la Liga de Campeones, el conjunto blanco tiene por delante 23 días hasta el último partido con varios deberes por delante, empezando por celebrar con su afición la 36ª Liga conseguida el pasado sábado y proseguir así con el momento de euforia que vive el equipo de Carlo Ancelotti.

Además, en el camino hasta Wembley, el Real Madrid tiene por delante cuatro partidos de LaLiga EA Sports en los que su objetivo será meter en ritmo a jugadores salidos de lesiones de larga duración, como Thibaut Courtois y Éder Militao, y recuperar el mejor estado de forma de futbolistas como Jude Bellingham.

Emoción compartida

El primer paso será celebrar la 36ª Liga. Un festejo que se aplazó el pasado sábado al estar centrados en el partido de vuelta de las semifinales de Liga de Campeones contra el Bayern. Y ahora, conseguido el objetivo de estar en la final, llega el turno de celebrar el trofeo y también el pase a la final de Wembley.

Una reunión con sus aficionados que Carlo Ancelotti ansía, según comentó en la rueda de prensa tras la remontada frente al Bayern Múnich.

“Si pienso hasta la final, lo vamos a pasar muy bien todos. Pido hora para ir a Cibeles, porque hay una felicidad que contagian este ambiente y los jugadores”, aseguró.

Celebración que arrancará el domingo a las 9:30 horas CEST (-2 GMT) en la Ciudad Deportiva Real Madrid de Valdebebas, con Pedro Rocha, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), entregando el trofeo al conjunto blanco.

Media hora más tarde, jugadores y cuerpo técnico del primer equipo junto a la directiva acudirán a la Comunidad de Madrid y Ayuntamiento tras lo que, a las 12:00, una vez cumplidos los compromisos con las autoridades, poner rumbo en un autobús descapotado a Cibeles, donde se espera el fin de fiesta a las 14:00.

Recuperar a Courtois y Militao

Un Real Madrid que ha ganado la Liga y se ha metido en la final de la Liga de Campeones superando adversidades en forma de lesiones graves. Y dos de ellos, Courtois y Militao, podrían tener su cota de importancia en una final en la que, con un mes ya de rodaje en sus piernas, serán otra alternativa en los planes de Ancelotti.

Un técnico madridista que cuenta con cuatro partidos para meterles en ritmo, con el central pareciendo que lo necesita más, visto el último encuentro frente al Cádiz en el que ambos fueron titulares.

Courtois estuvo impreciso con los pies, pero demostró que sigue siendo salvador, ganando un mano a mano con 0-0 frente a Chris Ramos minutos antes del gol inicial de Brahim Díaz.

“Yo me he visto muy bien. Es acostumbrarse. El plan era jugar un amistoso en marzo, pero me rompí el menisco. No había hecho un partido once contra once en nueve meses. He leído bien el espacio; no se me ha olvidado (bromeó). En los pases largos sí que tienes que acostumbrarte un poco”, analizó sobre su encuentro tras la victoria 3-0 contra el Cádiz.

Un buen rendimiento que abrió la duda sobre si podría ser titular en una posible final de ‘Champions’, que el miércoles se hizo realidad, y que Ancelotti no cerró.

El italiano confirmó a Lunin en la vuelta de semifinales contra el Bayern, pero no quiso pensar en un portero titular para la final, aún sin tenerla en el bolsillo, y se refirió a Courtois como que “necesita tiempo” para alcanzar su mejor nivel.

Un ritmo competitivo tras el alta médica que al ser portero requiere de menos tiempo que Militao. Aunque el brasileño reapareció antes, el 31 de marzo, no fue hasta el 26 de abril cuando disfrutó de su primera titularidad.

Lo hizo contra la Real Sociedad y repitió una semana después frente al Cádiz, en un partido en el que se le vio falto de intensidad y fuerza, perdiendo duelos poco habituales en el Militao prelesión.

Por ello, los cuatro partidos que restan de LaLiga EA Sports servirán a Ancelotti para darle continuidad a Militao y ganar opciones de cara a la final, con David Alaba descartado por la lesión de ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda que sufrió el diciembre que deja a Rüdiger y Nacho como únicos centrales sanos de la primera plantilla; con la opción de retrasar a Tchoauméni.

Comenta con facebook