x

Dan último adiós a una joven de 21 años que fue violada y asesinada en el Cruce de Ocoa

La víctima es Rocio Arias, y sus parientes dijeron estar destrozado por esta muerte.

Imagen sin descripción
Escuchar el artículo
Detener

AZUA.- Fue sepultada este viernes la joven que fue violada y asesinada en un hecho ocurrido el pasado miércoles en la comunidad del Cruce de Ocoa, en Baní.

La víctima es Rocio Arias, y sus parientes dijeron estar destrozado por esta muerte.

El cuerpo de Arias que sepultado en el campo santo de la comunidad y sus amigos la despidieron con música y alcohol.

Con la muerte de esta joven queda un niño de 5 años en la orfandad.

En el acto de sepultura.

Al sepelio acudió el senador de Peravia, Winston Guerrero, quien acuso un coronel de apellido Collado de ser el jefe de seguridad de una banda que roba motores.

El senador condenó este hecho y dio garantía que el mismo no quedará impune.

Comenta con facebook
Recientes
Contenido más reciente en Noticias SIN
Mundo

Al menos 16 muertos en un incendio de unos grandes almacenes en el centro de China

Deportes

Luis Ángel Montalvo asegura un lugar en el Pabellón de la Fama

Mundo

Haití declara estado de emergencia para enfrentar a las bandas armadas

País

Compra de ropa para bodas, gomas de motores, botellas de vino y factura de veterinaria, entre los gastos del “barrilito” del senador por La Romana

País

Abogados penalistas califican como como atraso la pieza legislativa

Mundo

Policías de Kenia se enfrentan a bandas armadas por primera vez desde su llegada a Haití

País

¿En qué ha utilizado los fondos del barrilito el senador David Rafael Sosa?

País

Senado declara de urgencia y aprueba Presupuesto Complementario

País

El presidente Abinader comienza los nombramientos para el gabinete que lo acompañará a partir del 16 agosto

País

Diputados piden más tiempo para analizar observaciones al Código Penal

País

Concursos de belleza, reparación de motores y pagos de casa figuran en gastos del «barrilito» del senador Franklin Romero

País

Organizaciones de derechos humanos exigen inclusión de las tres causales en el Código Penal