x

EE.UU. no descarta que el ataque con dron pueda afectar a su presencia en Siria e Irak

Pentágono

"Es demasiado pronto para decirlo. Seguimos comprometidos con trabajar con el Gobierno iraquí y vamos a seguir haciéndolo, pero no tengo nada más que adelantar sobre lo que eso significa sobre nuestro volumen de fuerzas", sostuvo.

Imagen sin descripción
Escuchar el artículo
Detener

Washington.- Estados Unidos subrayó este lunes que el ataque con un dron que mató a tres de sus soldados cerca de la frontera con Siria no pone en entredicho su misión tanto en ese país como en Irak, aunque todavía es «demasiado pronto» para saber si lo sucedido podría afectar a la presencia de sus tropas allí.

«Esas tropas estaban llevando a cabo una misión vital en la región destinada a ayudarnos a trabajar con nuestros socios para contrarrestar al Estado Islámico. Esa misión debe continuar y continuará», dijo en una conferencia de prensa el portavoz de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby.

La subportavoz del Pentágono, Sabrina Singh, advirtió no obstante en otra comparecencia ante los medios que es demasiado pronto para evaluar el impacto que puede tener lo sucedido en su presencia en Siria e Irak.

«Es demasiado pronto para decirlo. Seguimos comprometidos con trabajar con el Gobierno iraquí y vamos a seguir haciéndolo, pero no tengo nada más que adelantar sobre lo que eso significa sobre nuestro volumen de fuerzas», sostuvo.

El ataque, que tuvo lugar el domingo, hirió además a unas 40 personas.

Ha sido reivindicado por la Resistencia Islámica en Irak, agrupación de milicias respaldadas por Irán que ha perpetrado más de un centenar de ataques contra tropas estadounidenses estacionadas en Irak y en Siria desde el estallido de la guerra en la Franja de Gaza el pasado 7 de octubre.

La subportavoz del Pentágono apuntó que tiene la «huella» de Irán.

«Irán desempeña sin duda un papel en esos grupos. Los arma, equipa y financia. No tengo más que compartir en cuanto a si los líderes de Irán dirigieron este ataque, pero puedo decir que sabemos que estos grupos cuentan con el apoyo de Irán y que, por lo tanto, tiene sus huellas en esto», dijo Singh.

Hay versiones diferentes sobre su ubicación exacta: Estados Unidos afirma que ocurrió en una base militar en el noreste de Jordania, cerca de la frontera con Siria, mientras que el Gobierno jordano sostiene que se produjo fuera de su territorio y se dirigió contra una base estadounidense en Siria.

Comenta con facebook