x

Locutor asesinado en Najayo había sido investigado en El Informe con Alicia Ortega

Riña mortal

Yacomonti, a quien le falta cumplir 18 años de condena, murió en medio de una riña "por asuntos personales" en la que también murió un segundo privado de libertad.

Santo Domingo.- El locutor Yacomonti Mendoza, asesinado este 16 de mayo mientras cumplía condena de 20 años de prisión por violación sexual en el Centro de Corrección y Rehabilitación (CCR-20) de Najayo, en San Cristóbal, había sido en investigado en el año 2022 por el programa El Informe con Alicia Ortega.

De acuerdo con declaraciones reproducidas en la historia publicada por El Informe, Mendoza se había ganado la fama de ser un «depredador sexual» en Villa Altagracia, lugar donde vivía y donde se había convertido en una figura reconocida gracias a su trabajo en los medios, pero fue una denuncia puesta en el año 2021 la que destapó caja de pandora, un padre había denunciado que su hija de 13 años era abusada por el locutor desde que la menor tenía 12.

«Una menor de edad confesó que el imputado la había tocado y amenazado con matar a su hermano si ella decía algo. Además de ello, lo señaló como la persona que abusó sexualmente de ella», dice la periodista Alicia Ortega durante reportaje.

Asimismo, la investigación de El Informe señala que «tras la denuncia, Mendoza Brujan estuvo prófugo durante varios días hasta que finalmente se entregó a la justicia».

El trabajo realizado por El Informe arrojó que varias familias en este municipio fueron afectadas por la conducta del periodista, que había agredido mental, física y sexualmente a niñas en la comunidad, incluyendo a una de las amigas de su hija quien expresó sentirse traumatizada dos décadas después de un intento de violación en la residencia de Yacomonti.

Riña en la cárcel

Yacomonti, quien estaba pendiente de cumplir 18 años de condena, murió en medio de una riña «por asuntos personales» en la que también murió un segundo privado de libertad.

Falleció cuando era trasladado al Hospital Dr. Juan Pablo Pina, de San Cristóbal, luego de recibir heridas cortopunzantes de arma de fabricación carcelaria.

Comenta con facebook