x

El maestro Manuel Tejada compone la banda sonora del documental 'El Fotógrafo de La 40'

Compositor

"Yo creo mucho en el proceso creativo, de adentrarme en lo que la historia quiere decir y que veo en esos pietajes de película", añade Tejada, ganador de innumerables galardones, entre los que destacan varios premios Grammy y Soberano.

Imagen sin descripción
Escuchar el artículo
Detener

Santo Domingo. – En el vasto universo musical de la República Dominicana, la obra de Manuel Tejada destaca como una sinfonía de emociones que atraviesa fronteras. Con una prolífica carrera como compositor y arreglista, Tejada ha tejido melodías que capturan la esencia de la vida y la cultura dominicana.

Ahora, el maestro Tejada es el compositor de la banda sonora del documental ‘El Fotógrafo de la 40’, donde ha puesto todo su talento para acompañar el recorrido que descubre la vida de Pedro Aníbal Fuentes Berg, rescatada por el filme.

Las composiciones originales de Manuel Tejada construyen el ambiente necesario a la narrativa, aunando emoción, tensión y lirismo al servicio de las imágenes del documental, dirigido por Erika Santelices y Orlando Barría y en el que se recrea la historia de Fuentes Berg, que realizó las fotos de opositores al dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo (1930-1961) torturados en la cárcel La 40.

LA INSPIRACIÓN LLEGA POR LO QUE UNO VA VIENDO

“El músico no es más que un interpretador de la historia desde el punto de vista de la música, dramatizando, coloreando, animando, creando momentos incluso románticos, bonitos dentro de la historia. Pienso que es el guion y las imágenes que uno va viendo, lo que inspiran este tipo de proceso creativo», afirma Tejada.

«Yo creo mucho en el proceso creativo, de adentrarme en lo que la historia quiere decir y que veo en esos pietajes de película», añade Tejada, ganador de innumerables galardones, entre los que destacan varios premios Grammy y Soberano.

Consultado sobre cómo llega a participar de este documental, dice que fue a través de Patricia Solano, con quien tiene historias en común por los padres de ambos. La mamá de Patricia, Piky Lora, revolucionaria y abogada, y el padre del compositor, el doctor Manuel Tejada Florentino, un luchador antitrujillista.

«Ojalá algún día se encuentre una foto de él, porque no la tenemos hecha por este personaje (Fuentes Berg) con el cual hemos trabajado para esta película», subraya el compositor, que ha producido para grandes artistas como Juan Luis Guerra, Julio Iglesias, Joan Manuel Serrat, José Luis Rodríguez, Olga Tañón, Pablo Milanés, Celia Cruz, entre muchos otros.

«Pienso que me motivó sobre todo por lo que se aprende y yo agradezco, porque he aprendido mucho al conocer la historia del fotógrafo de La 40», añade.

Y agrega, «sin duda la motivación de la película es el hecho histórico que significa para todos nosotros y para las generaciones de dominicanos actuales, que deben sentirse motivados a conocer sobre esta historia y sobre toda la historia de esa época tan complicada que vivieron nuestros familiares y nuestros padres».

UN MÉDICO CON GRAN SENSIBILIDAD HUMANA

Su padre, el doctor Manuel Tejada Florentino, fue un eminente médico cardiólogo, de gran sensibilidad humana y solidaridad social, lo que lo lleva a incursionar en la política partidaria en el Movimiento 14 de Junio.

El doctor Tejada Florentino «fue un personaje que tuvo que lidiar las adversidades de la niñez, en un pueblo con muchas precariedades. Pasó por todo tipo de oficios. Él empezó siendo muchacho de los mandados de un señor, quién le pagaba un peso al mes por llevarle el café todos los días», narra Manuel Tejada.

«Se hizo limpiabotas, se hizo músico, quizás por ahí mi vena», cuenta.

“Luego se graduó de bachiller, montándose en un caballo todos los días desde Salcedo hasta Santiago, ya a una edad, digamos, avanzada para el momento”, relata.

Un día decide hacerse médico, así que trabajando de ebanista reúne dinero para inscribirse en la Universidad de Santo Domingo. Luego decidió irse a México a hacer la especialidad de cardiología y allá se convierte en el primer cardiólogo que viene a República Dominicana, graduado de esa especialidad.

Posteriormente, se une al Movimiento Revolucionario 14 de Junio. El doctor Tejada Florentino fue apresado el 19 de enero de 1960, y llevado a la cárcel de La 40, donde fue sometido a crueles torturas en la silla eléctrica.

«Voy a decir algo que yo nunca antes me había atrevido a decir porque quería confirmarlo, y lo confirmé con un gran personaje de ese momento. El llamado a ser el líder del Movimiento 14 de Junio fue a mi padre, y él delegó en Manolo eso, porque Manolo sin duda, era el líder natural del Movimiento en todo el país, pero por respeto a la edad de mi padre (50 años) y su conocimiento, quisieron hacerlo el líder del movimiento.”

El doctor Tejada Florentino falleció cuando Manuel tenía dos años, por lo que le tocó conocerle a través de historia, más que por la familia.

«Mi padre fue un súper personaje de nuestra historia, de mi familia y estoy orgullosísimo de ser su hijo», dice.

PRESERVAR LA MEMORIA HISTÓRICA

Para el maestro Manuel Tejada, «la memoria histórica de nuestro país hay que preservarla, hay que mantenerla, hay que incentivar a las nuevas generaciones a que piensen un poquito en nuestro país, en lo que pasó».

Si existimos hoy en día, sin duda, «es el fruto de la lucha y el sacrificio de mucha gente, vivos y muertos, y es importante preservarlo, porque eso es parte de nuestra identidad, como lo es la comida, como es nuestra música y sin duda, la cultura abarca todo eso, incluso los hechos históricos. Tenemos la necesidad de mejorar al hombre dominicano».

«A veces uno mismo se dice y se cuestiona si ese sacrificio (de nuestro padre) valió la pena. No hubiésemos querido perderlo de esa manera, porque pudimos haberlo disfrutado por mucho más tiempo. Pero claro que sí, claro que valió la pena», concluye.

Comenta con facebook