x

Un año del adiós de Alejandro Grullón, padre de la banca dominicana

Alejandro E. Grullón E.,  fue un nombre ligado al desarrollo del sector financiero, quien hizo muchos aportes al crecimiento de la actividad empresarial.

Imagen sin descripción
Escuchar el artículo
Detener

Santo Domingo.- Este miércoles 15 de diciembre se cumple un año del último adiós de Don Alejandro Grullón, considerado padre de la banca privada en la República Dominicana.

Un día como hoy, a sus 91 años de edad, se produjo su deceso en La Romana, a causa de un paro cardiorrespiratorio derivado de problemas de salud que venía presentado, quien fue el fundador y primer presidente del Banco Popular Dominicano y del Grupo Popular, el cual dirigió durante 25 años, llevándolo por el sendero del crecimiento.

Alejandro E. Grullón E.,  fue un nombre ligado al desarrollo del sector financiero, quien hizo muchos aportes al crecimiento de la actividad empresarial.

El colonizador de la banca dominicana era reconocido en el sector como un banquero ejemplar, quien traspasó su liderazgo y visión de emprendimiento a su hijo Manuel Alejandro, quien actualmente preside las entidades bancarias que él fundó.

Los aportes de Grullón a la economía nacional van más allá del mundo financiero, pues se convirtió en un verdadero catalizador del desarrollo de las capacidades del país.

Sus inicios fueron en la industria maderera y agrícola, de propiedad familiar, donde descubrió las necesidades financieras de otros jóvenes empresarios.

Además de colaborar en la creación de grandes instituciones nacionales de distintos géneros, logró conciliar el interés para la creación de un banco de capital privado con representación de seis importantes provincias que desde sus inicios ofreció servicios a las pequeñas industrias, al sector rural, así como la apertura de cuentas de ahorro y corrientes con bajos depósitos.

Fue fruto de su contribución que se crearon el BPD Bank, en Nueva York, y el Popular Bank, en Panamá.

Gracias a su liderazgo y aportes a la banca nacional, fue reconocido en múltiples ocasiones por diversas instituciones ligadas al sector productivo nacional.

En conmemoración a su primer año de su muerte, el Museo de la Altagracia fue renombrado como Museo de la Altagracia “Alejandro E. Grullón E.”, en reconocimiento a la labor que desempeñó como gobernador de la Comisión de Seguimiento a los Trabajos de Remozamiento y Mantenimiento de la Basílica de Nuestra Señora de La Altagracia.

Comenta con facebook